Translate

lunes, 1 de octubre de 2012

Introducción a PURGATORIO


Me gustaría escribir unas líneas para explicaros una serie que tengo en mente para este blog. Llevo dándole vueltas desde que lo abrí y lo que comenzó como una idea sencilla, una serie de relatos de fantasía oscura ambientados en una especie de western apocalíptico, ha ido creciendo y evolucionando al margen de la intención original, para convertirse en algo complejo, con vida propia, a lo que tengo que dedicar más tiempo y esfuerzo si pretendo que sea mínimamente coherente o por lo menos, legible.

 

La serie llevará el título genérico de Purgatorio y se constituirá de una sucesión de cuentos cortos conectados entre sí. Algunos formarán parte de la continuidad de la trama principal, y otros contarán historias paralelas, o distantes en el tiempo. El monstruo ha crecido sin que yo pudiera controlarlo y ahora temo no ser lo suficientemente diestro para llevar a buen puerto este pecio rebelde. Pero se hará lo que se pueda. Sólo puedo decir que una vez que comience habrá un final, si la vida me lo permite, y que todas las preguntas tendrán una respuesta. O casi.

 

Purgatorio trata básicamente sobre un individuo y el viaje que lleva a cabo. Trata también sobre lo que ocurre cuando uno no quiere ser siervo en el Cielo, pero tampoco príncipe en el Infierno, sino sólo seguir el camino propio. Trata además sobre el amor, y de lo que se es capaz de hacer en su nombre. También trata acerca de la oscuridad, la verdadera Oscuridad, esa que acecha tras las tinieblas cuando un niño escudriña la noche bajo un cielo sin estrellas.

 

Pero sobre todo, por encima de todo, trata  de una venganza. Una venganza que es casi tan vieja como la misma Creación.

 

Dicho esto sólo queda ya empezar el viaje. Calémonos el sombrero y preparemos bien las armas, porque tras la puerta del Sur comienza la tierra sombría. En el umbral inmenso se puede vislumbrar recortada contra unas nubes oscuras la sobrecogedora silueta del Monte. Hacia allá encaminaremos hollando el suelo muerto nuestros pasos decididos.

2 comentarios: